domingo, 2 de marzo de 2008

Agua y luz...

De nuevo vuelvo al blog. En primer lugar me gustaría pedirle perdón a Ana, por no responder a su mensaje. Pues la verdad Ana, no he publicado ningún post en el blog, porque he estado liado con mis siete esposas, como la mujer del Evangelio... En ocasiones andamos tan liados, que nos olvidamos de lo realmente importante.

La verdad es que las lecturas de estas semanas son tremendamente sugerentes, un Jesús que sale al encuentro de las personas que lo necesitan, el diálogo con la samaritana, la curación del ciego que estaba al margen del sistema. Sólo puedo darle las gracias a Jesús por salir a nuestro encuentro, por ser nuestra luz y abrirnos los ojos. Seguiré contando...

1 comentario:

Álex dijo...

Es un póster que habla por sí solo. Desde el silencio desgarrador de esas imágenes que punzan adentro. Pero que también mueven hacia la esperanza.

Gracias.