martes, 3 de junio de 2008

Cumbre de la FAO en Roma

En estos días se está desarrollando en Roma la cumbre de la FAO, organización de las Naciones Unidas para la alimentación y la agricultura. Varias son las acciones que se están llevando a cabo para presionar a los líderes mundiales de la necesidad de actuar ante la crisis alimentaria que vivimos.

Os recomiendo las
palabras del director de la FAO que en el día de hoy ha publicado mi amigo Javi Hernández Carande en su blog hoy.

Por otro lado, la Campaña Derecho a la Alimentación promovida por Cáritas, Veterinarios Sin Fronteras, Prosalus e Ingeniería Sin Fronteras, nos anima a participar en una ciberacción para apostar por el cambio de las cosas.

2 comentarios:

Armando Vallejo Waigand dijo...

He estado siguiendo el desarrollo de la Cumbre, y más allá de las evidencias sobre la hipocresía de muchos de los presentes, a mí me ha transmitido el inicio de una nueva conciencia entre la clase gobernante de los países ricos.

Y todo hay que decirlo, Zapatero me ha parecido sinceramente preocupado y dispuesto a dar pasos concretos, traducidos en una fuerte aportación económica. El rechazo que han encontrado sus palabras en muchos ciudadanos españoles indignados por no invertir ese dinero en los «problemas de España» ha acabado de convencerme de la nobleza de sus intenciones a este respecto. Veremos...

Francisco Zamora Polo dijo...

Estimado Armando,
Muchas gracias por tu comentario acerca de la cumbre.
El hecho de que los mandatarios se junten tiene su valor, no obstante algunos critican que las decisiones adoptadas ya estaban marcadas desde el plan de Acción de 1996 y las directrices voluntarias aprobadas desde 2004.
La parte que conozco más, por los estudios que realicé, y los trabajos que he leido, es la relacionada con el problema energético. En un principio Ingeniería Sin Fronteras, la ONGd en la que participo como voluntario, aceptó el biodiésel como una alternativa para el desarrollo de los países empobrecidos; cuando se vio las implicaciones que pudiera tener sobre el mercado de los alimentos se hizo una clara opción por garantizar la seguridad alimentaria.
Mucho me temo, que si realmente deseamos que los más pobres vivan mejor, todos deberemos hacer una opción por consumir menos tanto energía como alimentos. Quizás esta es la alternativa que nunca barajamos...