martes, 20 de mayo de 2008

Nuestra opción por los pobres...

Acabo de finalizar la lectura del último cuaderno editado por la Fundació Lluis Espinal titulado ¿Qué pasa en la Iglesia?, firmado por Xavier Alegre, Josep Giménez, José Ignacio González Faus y Josep M. Rambla A juicio de los autores cinco son las llagas actuales de la Iglesia: la ausencia de una centralidad de los pobres en la Iglesia, el jerarcocentrismo, el eclesiocentrismo, la división de los cristianos y la helenización del cristianismo.

Comparto gran parte del análisis que realizan acerca de la situación actual de nuestra Iglesia, el artículo cita una carta escrita por Pere Casaldáliga a Juan Pablo II que fue publicada por El Pais el 23-VI-1988. Destaco de todos los extractos, uno que hace referencia a la opción por los pobres, precisamente hace poco hablaba con un amigo en estos términos:

"No podemos decir con mucha verdad que ya hicimos opción por los
pobres. En primer lugar porque no participamos la pobreza que ellos experimentan en nuestras vidas. Y en segundo lugar porque no obramos frente a la riqueza de la iniquidad con aquella libertad y firmeza de empleados por el Señor. La opción por los pobres, que no excluirá nunca la persona de los ricos…, sí excluye el modo de vida de los ricos, insulto a la miseria de los pobres, y su sistema de acumulación y privilegio que necesariamente despoja y margina a la inmensa mayoría de la familia humana."

El Pais 23-VI-1988
Nos queda, sin duda, mucho por hacer y precisamente en este aspecto no tenemos tan sólo que mirar a la jerarquía, sino que podemos continuar en una acción comprometida por las personas más necesitadas, sólo así podemos ser fieles a quién por nosotros y por ellos murió en una cruz y por el Padre ha sido resucitado.

2 comentarios:

Sonia dijo...

Firmo cada línea de este comentario. Gracias Paco por ayudarnos a reflexionar...

Francisco Zamora Polo dijo...

Gracias a ti Sonia, por acompañarme en todo esto a pesar de los kilómetros. Un beso grande.