martes, 1 de enero de 2008

Feliz Año Nuevo

Me gustaría desearos un Feliz Año 2008, que venga cargado de proyectos fecundos, que den vida abundante a otros. Espero que también traiga encuentros con otras personas siempre desde la fraternidad provocada por sentirnos hijos de un mismo Padre.

Hoy la Iglesia nos propone celebrar la festividad de Santa María Madre de Dios, no podemos empezar de una forma mejor el año, de ella tenemos que aprender mucho; hoy me gustaría destacar su aceptación de la voluntad del Padre, todas las fiestas que celebramos en este período están propiciadas por su respuesta recogida en el Evangelio de Lucas: "Aquí está la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra" (Lc, 1,38) Para este nuevo año, pido al Padre la valentía para aceptar su voluntad, sólo Él sabe que es lo mejor para cada uno de nosotros, ojalá sepamos escucharle.

2 comentarios:

A.Quintana dijo...

Acabo de descubrir este blog, reflexionando sobre lo de ser testigo del Evangelio que comentamos a raiz del Evangelio de hoy en nuestro blog http://buscandolaluz.zoomblog.com/. somos dos amigos de diferente localiad que hacemos ese esfuerzo diario. He dado un repaso a diferentes testimonios tuyos y me ha gustado mucho. Lo colgaremos en nuestro blog para que tambien tengan una referencia del tuyo. Salud y buen año, lleno de entrega y disponibilidad

Francisco Zamora Polo dijo...

Muchas gracias Armando, con alegría leo tu blog, que hasta el momento desconocía.
Sin duda, el año 2008, comienza como terminó, construyendo redes de testigos que comparten su ser hijos de un mismo Padre.
Buen año.