domingo, 27 de mayo de 2012

5 años de blog


En el día de hoy, este blog cumple 5 años de existencia,  han sido 195 las entradas que han sido publicadas a lo largo de este lustro; cinco años en los que me ha ayudado a mantener la tensión de hacer público aquello que pienso, como lo vivo, con quien lo vivo, ha habido de todo: momentos de tristeza y alegría, de desilusión y de esperanza.
También celebro hoy mi 31 cumpleaños, un día para dar gracias a Dios por el don de la vida, y por tantos regalos que recibo cada día. Me siento afortunado de compartir la vida con tantas personas buenas con las que la existencia es mucho más sencilla y plena.
Como hace cinco años, el día de hoy también coincide con la festividad de Pentecostés. Este blog surge ante la necesidad de cumplir el mandato que Jesús nos hace a sus discípulos de ser testigos del Evangelio. Sin duda, vivimos en un mundo donde el pecado existe, y hace mucho daño a las personas coetáneas; el pecado ha ido impregnando en muchas de las estructuras dentro de las que nos movemos por lo que vemos como normal cuestiones que sin duda son moralmente dañinas para los seres humanos. De forma simultánea, por aquello de que el trigo y la cizaña crecen juntos, existe mucha bondad, este blog surgió precisamente para anunciar muchas de estas estructuras de salvación fruto del Espíritu de las que ya disfrutamos. 
Obviamente, la denuncia de las estructuras de pecado resulta fundamental, pero es hora de mostrar una forma de vida alternativa (en medio de todas las dificultades, incluso del pecado), una forma de vida que ponga a los últimos en un lugar preferente, que sea sostenible y humana. Es necesario buscar una alternativa en este momento de crisis.
Este blog me ha ayudado precisamente a mantenerme en tensión para atisbar cuál era la presencia de Dios en mi vida, para compartirla con otros, para acudir a la Palabra de Dios para ver cómo se hace presente en nuestros días. 

Me siento agradecido por todos y cada uno de los comentarios que he recibido en estos años, por aquellos que reforzaban mi opinión y cómo no, por aquellos que desde el disenso proponían una nueva visión que siempre enriquece. Por todo GRACIAS.

4 comentarios:

Álvaro Mota Medina dijo...

Como siempre digo, el Evangelio, desde su mismo nacimiento, lleva intrínseca la dirección, la necesidad de comunicarlo y compartirlo.
Estos espacios virtuales son otra herramienta más para comunicarnos y proyectarnos al mundo.
¡Felicidades tanto por el blog como por tus 31 años!
Nos vemos en el camino.

Francisco Zamora Polo dijo...

Muchas gracias Álvaro, por hacer este camino d descubrimiento de la Buena Notiicia juntos.
Un abrazo grande

Jesús Sánchez Martín dijo...

Felicidades por tantas cosas... sobre todo felicidades por ser transmisor de la esperanza en el cambio, testigo de lo que florece en medio del mundo. Enhorabuena, porque te quema en las manos y no dejas de esparcir esa Buena Noticia.

Francisco Zamora Polo dijo...

Muchas gracias Jesús por tu comentario, y por encima de todo la vida compartida y partida.