domingo, 10 de febrero de 2008

Ejercicios PX Badajoz 08



Este fin de semana he tenido la suerte de compartir con otros militantes y amigos del Movimiento de Profesionales Cristianos los Ejercicios Espirituales que todos los años organizamos. Este año hemos tenido la suerte de que nos acompañara Ricardo Cabeza de Herrera, un sacerdote diocesano de Badajoz, que con su conocimiento de la Escritura, y su forma de vivir, nos ha iluminado acerca de la compasión de Dios.


Hemos tenido la oportunidad de estar "a tiro" de un Dios que sale a nuestro encuentro y que quiere entrar en nuestra casa, aunque en ocasiones estemos tan atareados como Marta en el Evangelio de Lucas (cfr Lc 10, 38-40a); un Dios que al contrario de lo que en ocasiones pensamos ya en el Antiguo Testamento invitaba a la compasión: "Consolad, consolad a mi pueblo dice vuestro Dios" (Is, 40,1); un Dios que en la persona de su Hijo nos ha llamado a ser misericordiosos y a ser curados particularmente (Lc 4, 40); a participar en una Iglesia que es sacramento de la ternura de Dios, y a estar en un mundo que tiene el corazón roto con una "palabra de alivio" (Is, 50, 4b).


Sólo puedo dar gracias a Dios por esta Iglesia viva, con la que vamos caminando en la debilidad, pero también en la seguridad de que queremos encontrar a un Dios compasivo y cercano a las necesidades de los hombres.

5 comentarios:

ana dijo...

!Que rapidez para colgar fotos¡. Hemos salido bastante bien, ¿no?.Esto de saltar de un blog a otro, me parece un poco de cotilleo, sólo que en buen plan...

Francisco Zamora Polo dijo...

Me alegra que te guste Ana, la verdad es que son buenas herramientas para comunicarnos entre nosotros y compartirlos con otros de forma universal.

alex dijo...

Pues sí.

Los de los titulares altisonantes quizá nunca sepan de esta Iglesia pequeñita y silenciosa que, a pesar de todo, camina.

Yo también necesito "ponerme a tiro".

En esta Cuaresma ojalá.

¡Un abrazo desde Roma!

Francisco Zamora Polo dijo...

Gracias por tu comentario Álex.
Afortunadamente puedo compartir con vosotros el hecho de anunciar los pequeños signos del Reino de Dios que están cerca de nosotros.
Nos seguimos leyendo...
¡¡Un abrazo!!

Ignacio dijo...

Visitando distintos blogs me estoy dando cuenta de que esa imagen de Iglesia "bajo mínimos" no corresponde con la realidad.
Es la primera vez que visito este blog en concreto(no será la última) y sólo quería deciros que felidades por este espacio que habéis creado. Es bueno que los cristianos compartamos nuestras experiencias y formemos comunidad, los blogs son una buena forma de hacerlo.